lunes, 26 de noviembre de 2012

ANA






ANA: Para mi el parque Jaime duque es lo que me hace tener el mejor recuerdo de mi padre, el nos llevaba a mis hermanas y a mi desde que éramos muy pequeñas y esto era un paraíso para nosotras, allí éramos realmente felices, nos olvidábamos de todo, era un mundo feliz en el que queríamos quedarnos a vivir para siempre, es mas recuerdo que era donde mas veía sonreír a mi padre tal vez para el también significaba lo mismo, un día crecimos y nos dijo que ya estábamos muy grandes para esto, que ya no éramos unas niñas, no funcionaron ruegos ni suplicas, simplemente nunca volvimos





ANA: es difícil ver esta iglesia y no volver enseguida al recuerdo real que tengo de mi padre, una persona soberbia, altiva y prepotente, allí nos obligaba todos los domingos a ir a misa, por la mañana y por la noche, teníamos que ponernos vestido largo y un velo tapándonos la cara, si alguna de nosotras ponía objeción empezaba su retahíla: no hay que darle espacio al diablo para que entre en nuestros cuerpos, solo los pecadores faltan al templo de dios, etc. etc. desde el día que me revele a esto deje de frecuentarla y me siento mucho mas tranquila, pero el domingo sigue siendo plan obligado, yo soy la única que no voy.

                               


 ANA: allí voy algunos fines de semana con mis primas, ellas fueron las que me llevaron por primera vez, este es el sitio donde me acerco a lo banal como dice mi papa, allí miro ropa, zapatos, ropa que me pondría si pudiera ser normal, como muchas cosas que normalmente no puedo comer en mi casa, allí me alejo de ese mundo tan conservador en el que vivo, disfrutamos y reímos mucho, mis primas siempre tratan de que compre algo acorde a mi edad pero nunca me he dejado convencer.

               






ANA:  a veces salía mas temprano del colegio y no quería llegar a mi casa y me sentaba en este parque , en esa silla, sacaba un libro de los que siempre me regalaba una tía, y me perdía en el, no era consciente de lo que pasaba, cuando me percataba del tiempo ya era tarde y tenia que devolverme, siempre me encontraba a mi papa echando humo aunque casi ni le ponía cuidado porque aun seguía metida en la historia, creo que para mi leer si es un verdadero placer, ese sitio esta algo cambiado pero siempre ha estado una silla en ese lugar


                                  

No hay comentarios:

Publicar un comentario