domingo, 25 de noviembre de 2012

EL PSICOLOGO



APROXIMACIÓN SOBRE LA VIRGINIDAD FEMENINA, EL PAPEL DE LA LEY Y SU REPERCUSIÓN EN EL DESARROLLO DE LA SUBJETIVIDAD EN LAS RELACIONES SOCIALES; EL CASO DE ANA MARTIN.
                                                                                 

Cristian Camilo Rincón Mendieta
Universidad Externando de Colombia
Psicólogo
Estefanía Villamizar
Universidad Externado de Colombia
Psicóloga


“Allí donde se vislumbra un peligro de exceso, una prohibición será anticipada. Este hecho
Estrictamente psicológico es válido desde lo más antiguo de lo humano. El hombre
Primitivo no separaba el peligro real del imaginario, por eso tenía prohibición en relación a
Todo aquello que se configuraba como amenazante”



El presente escrito tiene como finalidad exponer generalmente, algunas de las implicaciones de la condición de virginidad femenina en una edad que  social y culturalmente en nuestro contexto particular colombiano se configuran como tabú. El análisis de la relación de la familia como núcleo central de aprendizaje de relaciones sociales como punto de partida,  para finalmente hacer una reflexión particular del caso de Ana Martin De 26 años.

Las implicaciones del primer encuentro sexual femenino no se relacionan únicamente con el momento en el cual se genera un contacto físico (genital) con alguien más,  sino que por el contrario se comienzan a construir en el momento en el cual se descubre el propio cuerpo sus dimensiones, sus características, sus particularidades, sus semejanzas y diferencias con los demás.

De acuerdo a lo anterior la implicación de las normas sociales y del contexto familiar y cultural en el cual se esté relacionado, son de vital importancia a la hora de comprender y hacerse una idea del porque,  en  grupos sociales como en casi la mayoría de los religiosos es fundamental la virginidad para llegar a la institución y del matrimonio, no solo porque esta implica una especie de garantía física y moral en occidente en la mujer, “Ser el primero para una mujer, equivale a constituirse en iniciador, no propiamente en el plano del goce sexual porque la masturbación siempre antecede a la relación sexual, pero sí  en cuanto al pasaje de la pulsión por el otro con la mediación del amor.” sino porque además le otorga al hombre que la “posee” la posibilidad de anular cualquier deseo sexual directo diferente al que el ah proporcionado por primera vez. 

El tabú de la edad sexual pertinente, en la cual una mujer debe o no perderla o entregarla, histórica y socialmente se ha asociado  directamente a una edad en particular, es decir que durante la etapa de la adolescencia se tiene que pasar por esté evento, para demostrar un estatus de aceptación hacia los demás; contradictoriamente con lo deseado moralmente  en algunos actores de la sociedad.

De esta forma, el caso de Ana Martin evidencia una clara negación sobre su cuerpo y por consiguiente al experimentar cualquier deseo sexual, reflejándolos como una actividad pecaminosa y antimoral. Este indeseo es un reflejo construido en la niñez desde lo paternal, demostrando así una falta de contacto estrecho y placentero con sus cuidadores y de igual forma la experiencia propia del cuerpo sexuado, limitando el cuerpo de impulsos, ansiedades y tensiones.  La falta de este tipo de experimentación, hace que se consoliden la auto aceptación y la superación de los miedos, permitiendo así alcanzar la incapacidad de entender y experimentar con su cuerpo.

Finalmente seria pertinente recomendar, la continuidad del trabajo conversatorio con  Ana Martin para lograr generar espacios en los cuales su cuerpo, su identidad sexual y la posibilidad de explorar su relación tanto física como mental con las personas de su familia, permitan  generar nuevas relaciones sociales que incentiven nuevos espacios nuevos mundos, como ella los denomina y lograr un mayor grado de aceptación con su cuerpo y la separación de lo correcto e incorrecto dentro de su subjetividad  sexual.


Referencias
1. FREUD, Sigmund, "El tabú de la virginidad", en obras completas, Editorial Biblioteca Nueva – Madrid. 1972.
Nota: Este trabajo sobre la vida amorosa es construido enteramente siguiendo el texto de Freud "El tabú de a
virginidad", por tal razón cada entrecomillado que se encuentre corresponde a dicho texto.
2. FREUD, Sigmund, op-cit, p. 2450.
3. FREUD, Sigmund, op-cit, p. 2453.
4. Héctor Gallo Psicoanalista Profesor Departamento de Psicoanálisis Universidad de Antioquia

No hay comentarios:

Publicar un comentario