viernes, 23 de noviembre de 2012

PROHIBIDO



Al mirar atras y retrocederme muchos años hasta llegar a mi niñez, vienen a mi mente muchos recuerdos, no tan buenos como quisiera, pero quiera o no son los recuerdos que forman mi vida, crecí en una familia conservadora, muy conservadora, con mi papa, mi mama y mis tres hermanas, aprendí desde muy niña el significado de las prohibiciones, de los miedos y de las inseguridades, mi papa me enseño a temerle a el y me enseño a temerle a dios, por eso me obligaba a ir a la iglesia y a rezar, para según el no portarme como una pecadora mas y evitar el riesgo de que se me metiera el diablo.


Mi papa se metia en todo, en como nos vestíamos, en como hablábamos, en lo que hacíamos, incluso en la forma de sentarnos, porque según el siempre debíamos estar cruzadas de piernas o se nos saldría el ángel que llevamos dentro, siempre dios estuvo presente en nuestras vidas como un dios que infunde miedo y pavor, creo que desde hay surgió mi fastidio, rabia y repudio a los hombres, finalmente el también era uno de ellos.

Desde que recuerdo no me gustaban los niños y si me decían piropos los insultaba y les pegaba, tampoco compartía con muchos porque mi papa no permitía que se nos acercaran, siempre fue muy fuerte y machista, recuerdo que cuando me desarrolle no sabia que me estaba pasando, pero el miedo no me dejaba preguntar, habían preguntas a las que mi papa llamaba incomodas o prohibidas y esta seguramente era una de esas, al tiempo me entere que era lo que me pasaba.




Es triste pensar que mi niñez fue niñez gracias a un parque, si, al parque Jaime Duque, ese sitio me hace pensar que no todos los recuerdos son malos y es lo único que me hace pensar que mi papa no era tan mal hombre, allí nos llevaba a mis hermanas y a mi mama, allá pasábamos todo el día, era ese mundo feliz con el que soñaba, pero era eso un sueño nada mas.








No hay comentarios:

Publicar un comentario